Gastrointeritis en gatos ¿Qué puedo hacer?

 

gastrointeritis gato

 

Mi gato tiene el estómago revuelto. ¿Qué puedo hacer?

Además de los vómitos, los signos de malestar estomacal en los gatos incluyen molestias en el abdomen, depresión, esconderse o tener arcadas.

 

¿Qué es el malestar estomacal?

El malestar estomacal/vómitos es una de las cinco condiciones principales por las que se reclaman los seguros para los gatos. Muchos gatos parecen vomitar o dejar de comer sin razón aparente. Pero el malestar estomacal es una especie de síntoma general de las innumerables causas potenciales de vómitos o pérdida de apetito en los gatos.

 

 

 

¿Cómo se produce el malestar estomacal en mi gato?

El malestar estomacal puede ser de naturaleza aguda o crónica. En el caso de un gato que no tiene antecedentes de vómitos o que tiene una disminución del apetito y luego comienza a vomitar, considere las siguientes causas posibles: cambio repentino de dieta; bolas de pelo; obstrucción abdominal (por comer hilo u otro objeto); efectos secundarios de la medicación; ingestión de toxinas; una enfermedad como la pancreatitis; parásitos; o afecciones virales o bacterianas. En los gatos con un largo historial de vómitos o inapetencia, considere las siguientes causas potenciales: enfermedad inflamatoria del intestino; cáncer; infecciones bacterianas o fúngicas; enfermedad metabólica (hipertiroidismo, insuficiencia renal, insuficiencia hepática, etc.); trastornos de la motilidad; o una plétora de otras causas.

 

¿Cómo puedo saber si mi gato tiene problemas estomacales?

En el caso clásico, verá vómitos y/o inapetencia. Puede haber malestar en el abdomen, depresión o arcadas, y el gato puede esconderse. A diferencia de los perros, los gatos no deben pasar mucho tiempo sin comer. Si su gato no come durante más de un día, es importante que vea a un veterinario lo antes posible.


Aparte de la ocasional bola de pelo, no es normal que los gatos vomiten varias veces al mes. En los casos en que se producen vómitos frecuentes, puede haber deshidratación, pérdida de peso y otros signos asociados a la causa principal del vómito. Después de realizar un historial exhaustivo y un examen físico a su gato, el veterinario puede recomendar análisis de sangre, análisis de orina, radiografías, ultrasonidos u otras pruebas para ayudar a determinar la causa y la gravedad del malestar estomacal.

 

 

¿Qué puedo hacer con respecto al malestar estomacal de mi gato?

El tratamiento dependerá de la causa. El tratamiento puede variar desde medicamentos antivómitos y fluidos subcutáneos hasta dietas terapéuticas, medicamentos e incluso cirugía. En el caso de los vómitos crónicos, es muy importante encontrar la causa para poder tratar la condición correcta. Aunque nunca se debe negar comida o agua a un gato, no le dé ningún medicamento ni haga ningún cambio en su dieta hasta que haya hablado con su veterinario.

 

¿Hay algo que pueda hacer para evitar que mi gato sufra un malestar estomacal?

Un cambio abrupto en la dieta es una causa común de malestar estomacal. Un cambio de dieta debe hacerse mezclando gradualmente el nuevo alimento con la dieta actual, aumentando la cantidad del primero y disminuyendo la del segundo, en el transcurso de una semana aproximadamente. También es importante mantener alejados de su mascota los hilos, oropeles, hilos, juguetes pequeños, plantas y medicamentos que su gato podría ingerir accidentalmente. El aseo regular puede ayudar a reducir las bolas de pelo.

 

¿Existen ciertas razas que se alteran más a menudo?


No hay ninguna raza que sea más propensa a las molestias estomacales. Sin embargo, los gatos de pelo largo y medio tienen una mayor tendencia a las bolas de pelo.

 

gastrointeritis gato

 

Deja un comentario